javierhernandezferron.com
Post colaborativo IV

Formación y Psicología Deportiva

Psicología Deportiva, los que me leéis sabéis de sobra lo que amo. Intento buscar vías de generar debates sanos y , sobretodo, construir altavoces en otro tipo de espacios, algo alejados de la efimeridad y las cámaras de eco siempre presentes en las redes. Estas últimas, pese a que son las autopistas de mis publicaciones, el coche lo llevo yo. Y voy muy despacio, ya aviso.

Esta es la cuarta vez (os dejo aquí la última) que me reúno con compañerxs que, pese a no conocer en persona, me aportan un valor como profesional de incalculable valor. El tema importa menos, es la excusa. Hablando, parando un poco, pensando sobre cuál es el siguiente puerto donde debe derivar el buque de la Psicología en general y el barquito de la Deportiva en concreto. Como diría Gandalf, ‘Y en los albores de  la tempestad vuelvo a vosotros’ con una temática y participantes más que interesantes, porque… en la era de la información y el intrusismo:

Neurociencia

Neurociencia… y un podcast

Hablando de intuición hace un par de semanas se me quedaron algunas cosas en el tintero, relacionadas con todo ese afán por intentar entender y explicar el comportamiento en base a conceptualizaciones neurocientíficas y apoyadas en cerebros de colorines. No vengo ni mucho menos a desmontar, sino a aportar perspectiva a las batallas que elegimos y darnos validez en las que nos competen.

intuición

Perspectiva a la intuición

Somos expertos en intuición, en elucubrar gustosamente con la información que desconocemos. Lo cual, en primeras instancias, no tiene porqué ser »malo». De hecho, podemos ver como nos es útil en muchos contextos donde ya hemos tratado previamente con esos datos, ahorrándonos volver una y otra vez sobre los mismos pasos.

El elogio debilita

¿El elogio debilita?

Ya tenía pensado escribir este texto desde hace tiempo, pero este titular fue el detonante de lo que aquí estás leyendo. Básicamente decía (por si no os apetece pinchar en el enlace) que: ‘El elogio debilita y la autocrítica fortalece’. Obviamente esta afirmación carece de cualquier sustento que se pueda considerar válido, efectivo o meramente útil. Pero entonces, ¿por qué continúa tan presente entre los contextos deportivos? Acompañadme en este bonito día.

Psicología para la incertidumbre, o sin ella.

No es ninguna barbaridad decir que el deporte se encuentra en una época dónde las preguntas sin respuesta no paran de aumentar. Todo esto en el grueso de las competiciones claro, donde la mayoría estamos porque nos cuesta entender la vida sin tocar una pelota. Parece que tendremos que seguir aceptando que ese balón puede no venir. En cualquier caso, el miura de la incertidumbre sigue acechando.

Redes Sociales

Conecta conmigo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar